Conocer la parte sustantiva del Estatuto Tributario constituye una parte fundamental del Derecho Financiero y Tributario que explican el camino jurídico por el que se relacionan la Administración Tributaria (cualquiera que esta sea, es decir, estatal, autonómica o local) y los contribuyentes, con ocasión de sus funciones propias tales como la liquidación, inspección, recaudación, devolución o revisión de cualquier tributo, así como de la posible imposición de sanciones por incumplimiento de su obligación de pago. Su conocimiento es pues imprescindible para graduar el adecuado respeto a las normas legales por parte de la Administración y los contribuyentes, así como de los procedimientos administrativos que deben estar sujetos a los principios constitucionales que regulan el deber de contribuir.

El procedimiento tributario permite conocer los derechos y las obligaciones que tiene un declarante y/o contribuyente, así mismo, cómo se deben cumplir tales obligaciones. Sin embargo, el conocimiento únicamente de la parte sustantiva pero desconociendo el procedimiento tributario puede generar como consecuencia perder muchos procesos frente a la Administración Tributaria. El procedimiento tributario representa entonces, las actuaciones que el contribuyente responsable o declarante realiza ya sea personalmente o por intermedio de representantes para cumplir con la obligación tributaria. Así mismo comprende las actuaciones que la administración tributaria cumple para que se realicen estas obligaciones, tales como recepcionar, recaudar, controlar, determinar y administrar los impuestos que a su vez determina la fiscalización, liquidación, discusión, cobro, devolución y lo demás relacionado con el cumplimiento de las obligaciones tributarias y aduaneras. El estudio permite adquirir los conocimientos necesarios sobre el funcionamiento y competencias de la Rama Judicial del poder Público Colombiano en donde se definen los conflictos que se presentan entre el estado (DIAN, Tesorería, Secretaria Departamental o Municipal) y los particulares.

Al analizar las estadísticas de los resultados de los procesos, la mayoría se pierden por incumplimiento del procedimiento tributario. Lo anterior implica que se hace apremiante tener total claridad del procedimiento que afecta una obligación sustantiva fiscal. Por ello, cada reforma tributaria enfatiza y ajusta los mecanismos de procedimiento del estatuto tributario. Las normas de procedimiento tributario que se aprueban en cada reforma tributaria tienen aplicación inmediata, salvo que los términos hayan empezado a correr, de lo contrario, se debe aplicar la norma anterior a la modificación. En ese orden de ideas, los términos empiezan a correr luego de presentar la declaración tributaria, y en caso de omisión, desde la fecha en la cual se encontraba obligado para presentarla.

La jurisprudencia y la doctrina han establecido y ratificado que los términos inician con la declaración tributaria, sin embargo, la Administración Tributaria en ocasiones realiza interpretaciones que favorece al declarante y/o contribuyente, como es el caso ocurrido con la ley 1819/16 donde se estableció mediante un concepto de la división jurídica que la firmeza de las declaraciones presentadas durante el año 2017, se regirían con las normas anteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *