Según el principio contable de devengo, los hechos se deben reconocer en el momento en que sucedan. El hecho económico lo genera la transferencias de riesgos inherentes a la propiedad; por lo tanto la factura es solo un documento probatorio, asimilado a un título valor que conlleva cargas impositivas explicitas. La contabilidad Fiscal requiere de documentos probatorios para generar tributos debidamente soportados y proceder a la aceptación de costos y gastos (deducción) de éstos mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *